Viajes al Paraiso

VACACIONES,OCIO,RELAX,PARAISO, SIN TELEFONO MOVIL.

16 octubre 2006

Islas Maldivas

















Mil doscientas pequeñas islas e islotes de coral desperdigadas por el océano Indico. Esto es Maldivas, a las que Marco Polo llamó "la flor de las Indias" cuando las visitó durante sus viajes. Se sitúa al Suroeste de la India, y tiene una población aproximada de 225.000 habitantes.
Un entorno natural todavía virgen, un clima ideal, hermosas e interminables playas de desierta arena blanca, una población amable y acogedora, y un mar considerado entre los tres mejores del mundo para el buceo, son los atractivos que han convertido estas islas en uno de los destinos turísticos más codiciados.
Aunque sin los extremismos propios de países más meridionales, las Maldivas son musulmanas desde que el marroquí Abdul Barakatul Barbari introdujo el islamismo en 1153. Hasta entonces, los reyes maldivos habían seguido la religión budista.
Los portugueses ocuparon las islas durante algunos años del siglo XVI, hasta que fueron expulsados en 1573. Los ingleses utilizaron la defensa del Canal de Suez como excusa para someter las islas a la tutela de la Commonwealth en 1887.
La importancia estratégica de las islas, demostrada durante la Segunda Guerra Mundial y reafirmada por la modernización de la base de Gan y del aeródromo militar de Hulele, convencieron a los ingleses para intentar mantener su dominio sobre Maldivas aún después de su retirada de Ceilán, con la aquiescencia del jefe del gobierno Muhamad Farid Didí.
Una nueva revuelta, dirigida contra Didí y la aristocracia que lo apoyaba, transfirió el poder al nacionalista moderado Ibrahim Nasir, quien logró en 1960 la auto soberanía de las Maldivas, aunque confiando todavía a Gran Bretaña la defensa nacional y las relaciones exteriores.
Después de algunas protestas populares contra la tutela británica, el 26 de julio de 1965 el país obtuvo la autonomía como país asociado a la Commonwealth aunque cediendo a Inglaterra la posesión de la base de Gan. En 1968, un referéndum proclamó la república aboliendo el sultanato y por fin el 1995, logró la plena independencia.
La capital es Male. Allí se ubican los principales monumentos del país, que no son muchos ni excesivamente importantes: la Gran Mezquita de cúpula dorada, el palacio nacional y el mercado. En la capital habitan 75.000 personas, y es el único lugar de Maldivas donde pueden verse edificios modernos y más altos que los cocoteros. Incluso, dicen, las calles están asfaltadas y hay un "sorprendente" número de vehículos motorizados.
En el resto de las islas, lo que se encuentra es mucho más primitivo: pequeños pueblos de pescadores en los que sólo el turismo ha supuesto un cambio para una vida que mantienen como hace siglos. Para visitarlas es necesario un permiso del Ministerio de Turismo.


De las doscientas islas habitadas del archipiélago, menos de setenta están equipadas para el turismo, aunque el número va en aumento. Cada una es un hotel, con todas las comodidades imaginables y un jardín exuberante que forma la propia isla y que no se tarda más de veinte minutos en recorrer.
Son hoteles peculiares, formados por habitaciones muy amplias construidas a guisa de cabañas con materiales autóctonos y diseminadas por la isla. Algunas están construidas sobre el agua, elevadas sobre pilones y comunicadas con tierra por una pasarela. En este caso, cada habitación tiene su propia escalera hasta el mar.
Por lo demás, existe un intenso tráfico marino entre las islas, con turistas y lugareños visitando unas y otras en los barcos que hacen las veces de taxis. En Maldivas, el 99 % del territorio nacional es agua. Un agua impresionante, de variados e intensos tonos azules que contrastan con el blanco de las playas y el verde del follaje.
Se habla fundamentalmente inglés, y la moneda nacional es la rupia aunque los dólares se aceptan casi sin excepción. La oferta de restaurantes depende casi exclusivamente del hotel de la isla. Algunos tienen dos, pero normalmente no tendremos ninguna dificultad, ni opción, para elegir. La comida es sobre todo india y oriental, además de la acostumbrada comida internacional.
En la aduana suelen ser bastante intransigentes con la prohibición de introducir figuras religiosas y bebidas alcohólicas, que no obstante luego se sirven en el hotel sin ninguna restricción. Como país musulmán, también están prohibidos el Top-less y el nudismo. Es recomendable llevar un repelente antimosquitos y un desinfectante para los cortes con el coral. También un calzado de goma para no hacerse daño con los arrecifes.
El turismo en las Maldivas está muy bien gestionado y con visión de futuro. Se están ampliando las plazas hoteleras, pero con suficientes precauciones para conservar las condiciones que hacen atractivo el archipiélago: la superficie edificada no puede superar el 20 % del total de la isla, debe dejarse un margen de playa y la altura no puede sobrepasar la de los cocoteros. Además, no pueden construirse hoteles en las islas de los pescadores.
Los deportes acuáticos de todo tipo son la estrella en el ocioso discurrir de los días en Maldivas. El submarinismo, en particular, destaca entre todas estas actividades por el potencial que tiene en estas aguas y por las facilidades que la infraestructura hotelera ofrece a los turistas, por inexpertos que sean.
Más de 700 especies, visibilidad de hasta cuarenta metros e incluso restos de naufragios constituyen suficiente atractivo para cualquier aficionado a este deporte.

A decir de los expertos más pesimistas, a las Maldivas les puede quedar poco tiempo de vida. El recalentamiento del planeta podría hacerlas casi desaparecer con sólo que el nivel del agua aumentara un metro. Esto es algo que quizá nunca llegue a suceder, pero la advertencia supone, sin duda, la mejor excusa para concederse un capricho...

1Comentarios:

Anonymous El Atún. dijo...

Hola viajero,
Me alegra que ayer visitaras mi blog, yo he hecho lo mismo con el tuyo y me he llevado una grata sorpresa.
Algun día visitaré el paraiso de las Maldivas, gracias por la recomendación!

10:22 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home